Estructura y Partes de Una Canción

Cuando comenzamos a escribir canciones generalmente lo hacemos sobre una base armónica simple, muchas veces improvisada en guitarra o piano y vamos montando una melodía también improvisada con lo que nos va «indicando» el oído.

Todos comenzamos así, con intentos de canciones, la mayoría suenan sospechosamente parecidas a alguna otra famosa. 

La mayoría empezamos haciendo canciones sin orden ni estructura definida, que no convencían pero a nosotros nos parecían geniales, hasta que las volvimos a escuchar detenidamente.

Hay algo en nosotros que hace que nos guste el orden y las estructuras, quizás es porque nos suena familiar o porque nos resulta más fácil comprender las canciones cuando están basadas en una estructura conocida.

cinco estudios.com

Además, al detenernos a estudiar las canciones icónicas, aquellas que cambiaron la historia de la música y siguen siendo populares a la fecha, nos damos cuenta que tienen algo en común: tienen estructura definida. 

Al escuchar las canciones populares de hoy nos daremos cuenta de algo más: tienen todas una estructura muy similar.

Entonces, ¿Será que hemos acostumbrado al público a escuchar las canciones basadas en estructuras similares? Puede ser, lo cierto es que no ha sido así siempre. En la historia de la música vemos que ha variado mucho el orden y la forma de los elementos de las canciones.

Estructuras de canciones artísticas vs. canciones «comerciales»

Muchos artistas dicen que no quieren hacer canciones «comerciales», que prefieren donar su tiempo y arte en crear canciones que no tienen una estructura definida porque son arte y el arte no tiene límite.

Para comenzar, al definir el concepto de arte encontramos que la mayoría de sus ramas o disciplinas (arquitectura, escultura, pintura, fotografía, etc) respetan ciertos «cánones» y proporciones que lo percibimos como «bello», elementos que hablaremos en otro artículo que también pueden escucharse en la música. 

Una canción «comercial» por otro lado, pretende llegar al gusto popular, generalmente las canciones que escuchamos en la radio o las que están en el top 100 de las redes de streaming son de carácter y esctructura comercial, sí, aunque sean hard rock o el más under hip-hop.

Así que aunque quieras ir contra corriente y hacer lo contrario de «comercial» será mejor que conozcas las estructuras más populares y qué es lo hace que funcionen en las canciones, para mejorarlo o bien para evitarlo. 

Al final, tú eres el artista, las estructuras en la música no definen el estilo, únicamente sirven para organizar los contenidos y llevar al oyente de un punto a otro.

Las Partes de una Canción

Por lo general, las canciones modernas cuentan con los siguientes componentes o partes en su estructura:

  • Intro
  • Estrofa
  • pre coro
  • Coro
  • Puente

Pero no hay regla ni obligación en usar todas estas partes o agregar una nueva. 

Las tendencias en la música cambian muy rápido. Por ejemplo, hace apenas unos años, era imprescindible contar con un «solo», otros consideran esta parte como un puente, pero hay algunos arreglistas y compositores que dedicaron una buena parte del tiempo de la canción para esta parte.

Los grandes guitarristas de ahora no siempre tienen un espacio dónde se puedan lucir como lo hicieron genios como Jimmy Page, Slash, George Harrison, Walter GiardinoMarcovich en la guitarra o cualquiera de los solos de saxofón, típicos de los años ochenta.

Las canciones están sujetas a la moda que es efímera y drástica, lo que hoy es muy aceptado quizás en unos 5 años sea cosa del pasado, como los jóvenes menores de 15 años que escuchan la música de los 2010s como anticuada.

Por esa razón, también es bueno conocer la historia de la música, saber qué funciona y qué no funciona en el estilo que dominaremos, pero lo más importante es conocer a nuestro oyente final, ellos son los que al final deciden si es una buena o mala canción. 

Revisemos entonces cada una de las partes que integran la estructura típica de las canciones modernas:

Intro

La intro tiene una función muy importante, como lo dice la misma palabra «introduce» los diferentes elementos rítmicos, armónicos, las texturas y la melodía de la canción de manera a que prepara al escucha. 

En la radio es común escuchar al DJ hablar y presentar la canción en esa parte instrumental de la canción, otra práctica que se escucha menos dado a que consumimos más música en aplicaciones de streaming.

Existen muchas canciones sin intro, pero es porque también lograron integrarla a la primera estrofa.

Hay canciones que tienen una intro que pareciera ser el principio de otra canción, recordemos la canción de Elefante:

Y que me traigan más botellas
Para quitarme este sabor de su sudor
Y que me apunten en la cuenta
Toda la desgracia que dejó

Así es la vida – Rafael Lopez Arellano / Reyli Arrocha Barba

Estrofa o Verso

La función principal del verso es exponer la información que conducirá al gancho o tema de la canción. El verso es el lugar donde se le presentan a los personajes al oyente. 

La estrofa cuenta la historia y establece el tono emocional de la canción. La lírica está cargada de información pero lo hace con la menor cantidad de palabras posible. La estrofa contendrá la trama, los detalles y la acción en la mayoría de las canciones modernas. 

Generalmente, todas las estrofas están hechas de la misma forma y melodía. Sin embargo, otras veces la segunda estrofa puede ser levemente más intensa (musicalmente) que la primera, pero tiene la misma cantidad de notas y sílabas.

La primer línea del primer verso, por lo general, tiene la misma cantidad de sílabas que la primer línea de la segunda y de la tercera estrofa (si hubiera). De igual manera, los énfasis melódicos están en el mismo lugar en todas las estrofas.

Aunque como dije antes, hay mucho por innovar y cambiar en tus canciones, hacer ligeros cambios melódicos entre las estrofas te obligará a cambiar la estructura lírica y será muy difícil memorizar y cantar tus canciones.

Aunque no hay reglas estrictas ni recetas empaquetadas en la composición de canciones, aquí en escribircanciones.com te proveeremos algunas «guías» y «sugerencias». La mayoría de las veces, cada verso tiene cuatro u ocho líneas de extensión, expresadas en ocho o dieciséis compases musicales.

En las canciones modernas, el título de la canción generalmente no aparece en ninguno de los versos. Sin embargo, hay excepciones. Por ejemplo, en algunas canciones country y tradicionales mexicanas, cada verso puede terminar con el título, que luego se repetirá al principio del coro.

Muchas veces, las estrofas están construidas con base en el concepto de la «pregunta y respuesta» en las frases tanto melódicas como líricas, van contando la historia de manera que el oyente no puede dejar de escuchar la siguiente línea.

Te puedes vender
Cualquier oferta es buena; si quieres poder
Qué fácil es
Abrir tanto la boca para opinar
Y si te piensas echar atrás
Tienes muchas huellas que borrar

Entre dos Tierras – Enrique Bunbury / Joaquin Cardiel Gerico / Juan Valdivia Navarro / Pedro Andreu Lapiedra

Tampoco es una «obligación» utilizar las rimas perfectas, simplemente con que el oyente sienta cierto orden o ritmo que en su mente le plantee una secuencia, será suficiente para que el verso sea memorable. 

Algo que siempre recalco es que las estrofas deben ser simples, mientras menos palabras y más se comprenda el concepto o la apertura de la idea de la canción, será mejor. 

Un Maestro para escribir estrofas es Joaquín Sabina, independientemente te guste o no su estilo musical, conviene leer cómo cuenta las historias y cómo te va envolviendo desde las estrofas hasta los precoros, que utiliza mucho.

Para aprender a escribir buenas estrofas yo siempre recomiendo estudiar el trabajo de los mejores, para mencionar algunos: Bob Dylan, Gustavo Cerati, Joan Manuel Serrat, Garth Brooks, John Lennon, David Bowie, Joni Mitchell, John Fogerty, Max Martin, Eminem, Bob Marley, Bono, Taylor Swift, los hermanos Gibb, Harry Nilsson, Don Henley, Morrisey, Benny Andersson y kurt Cubain.

Ellos a mi gusto, son los mejores compositores de estrofas de todos los tiempos, seguramente tú tendrás otros, pero es bueno estudiar a los que les han enseñado el camino a los compositores modernos. 

Pre-Coro

El precoro prepara a la audiencia a al coro, que para muchos es la parte más relevante de la canción. Esta parte crea anticipación musical y hace que el coro tenga aún más relevancia.

Puede ser de dos o cuatro líneas, recuerda que casi siempre las partes de las canciones modernas se presentan en pares. A esta parte otros compositores le llaman parte B, lift, escalada o set-up

Incluír un precoro puede ser algo opcional en tus canciones, pero considera que mientras una estrofa tenga un precoro, todas las demás deberán ser iguales.

Siguiendo el mismo ejemplo de Heroes del Silencio, independientemente si te gusta o no la canción, considera estudiarla para comprender el gran rol del pre coro, ya que en esta canción la primera vez que Bunbury lo canta, regresa a la estrofa, es decir, el precoro le ayuda a crear tensión, pero no la resuelve sino hasta la segunda vez:

Déjame
que yo no tengo la culpa de verte caer
Si yo no tengo la culpa de ver que:

Entre dos Tierras – Enrique Bunbury / Joaquin Cardiel Gerico / Juan Valdivia Navarro / Pedro Andreu Lapiedra

El precoro podría tener una melodía totalmente diferente y hasta cambiar su armonía y ritmo, la gran mayoría de precoros han sido de hasta cuatro compases de duración.

Coro o Estribillo

Aunque algunos compositores consideran el estribillo a una «Especie de coro» ya que hay canciones que cuentan con ambas partes, para simplificarlo, llamémole coro, como en la gran mayoría de escuelas de música.

El coro para mí es la esencia de la canción; ahí es donde se entrega finalmente la idea principal. Yo procuro que el coro sea la parte más memorable, el punto donde converge la intensidad musical de la canción con la síntesis o conclusión lírica. 

El coro o estribillo es tan importante que no importando si tienes buenas estrofas, sin un coro matador, será difícil que tu canción perdure en la memoria y el gusto de tus oyentes.

Piensa en tus top 10 canciones (no importando el género que escuches), el coro será la parte donde generalmente se encuentre la idea central, las palabras que pegan al corazón, memorabilidad y donde generalmente cantas más fuerte tu canción favorita, de hecho si estas acompañado en un bar con amigos, será la parte que seguramente todos cantarán en «coro». 

En poesía se consideraba al Estribillo como un conjunto de versos que se repetían con cierta forma ordenada. En la música se entiende como estribillo a la parte cúspide de la canción, que se repetirá al menos dos veces.

La principal función del coro es revelar la idea de la canción tanto en la letra como en la melodía y ritmo, es donde el oyente comprende el fondo de la canción.

Aquí se destacan conecptos líricos que suelen ser muy memorables, muchas personas consideran que el coro debe ser el «hook» principal, aunque yo creo que todo elemento de las canciones debe contener al menos un «hook» o gancho. 

En algunas canciones, dentro del coro encontramos las reflexiones finales o lecciones aprendidas de las canciones. Un hermoso ejemplo es la canción «Pedro Navaja» del Rubén Bládes con Willie Colón. 

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida’ ¡ay, Dios!
La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida’ ¡ay, Dios!

Pedro Navaja – Rubén Bládes / Willie Colón

Frecuentemente el estribillo o coro tiene mucha más energía en el arreglo musical, pero también en el ritmo, melodía y puede o no, cambiar totalmente la armonía. A nivel musical armónico, conviene explorar inversiones con más energía y riqueza.

Los coros se suelen repetir idénticamente dentro de la canción al menos dos veces, pero fíjate bien que la mayoría de productores utilizan elementos que distinguen el primer coro al segundo, o el tercero. 

Por eso, cuando grabamos canciones, lo mejor es que el cantante cante los coros con diferente intención, para darle un toque extra a los últimos coros, de tal manera que el oyente escuche los matices y las diferentes gradientes o grados de intensidad dentro de la canción. 

Un Ejemplo dónde la intensidad del coro viene del fraseo rítmico y no tanto de la melodía es  «Paradise City» de Guns N Roses, que aunque la letra no revela tanto y es sumamente repetitiva, jamás nos aburre, su fraseo es hipnótico. De hecho si prestamos atención únicamente a la letra notaremos que cualquiera de nosotros hubiera tenido la tentación de meter «más letra». Ellos la simplificaron de tal manera, que aún después de más de 3 décadas nos parece genial.

take me down to the paradise city
Where the grass is green and the girls are pretty
Take me home, yeah yeah

Paradise City – Duff McKagan / Hudson Slash / Izzy Stradlin / Steven Adler / W. Axl Rose

El coro suele contener las notas más agudas y potentes de la voz, también suele tener una figura rítmica interesante:

But you didn’t have to cut me off
Make out like it never happened
And that we were nothing
And I don’t even need your love
But you treat me like a stranger
And that feels so rough
You didn’t have to stoop so low
Have your friends collect your records
And then change your number
I guess that I don’t need that though
Now you’re just somebody that I used to know

Somebody That I Used to Know – Walter De Backer / Luiz Bonfa

¿Puede una canción NO tener coro?

Encontrarás grandes coros en las mejores canciones populares, pero existen algunas excepciones, así es, como hemos subrayado, no hay normas ni reglas para hacer canciones y lo que para muchos es la parte más importante (el coro) muchas canciones no lo tienen y son un éxito. Por ejemplo, «Stairway to Heaven» de Led Zeppelin, himno eterno del rock que revela su conclusión al final pero nunca se vuelve a repetir, es decir, no cumple con el concepto de coro, en todo caso, funciona como un «outro» (ya lo veremos más adelante). 

En español encontramos canciones como «Ingrata» de Café Tacvba o «Té para tres» de Soda Stereo o «Señor Cobranza» de Bersuit Vergarabat que es una genial secuencia en crecimiento y culmina en un puente instrumental (Hammond y Guitarra) y un puente final como Outro.

Otras canciones clásicas que carecen de coro son «Bohemian Rapsody» de Queen, aunque muchos dicen que la frase Mamá… es el coro, pero es más un puente que se repite. Otros ejemplos clásicos son  «Sympathy for the Devil» de Rolling Stones o «7 Nation Army» de White Stripes, que podríamos decir que su estilo minimalista les permite simplificar sus canciones, tanto que no su canción más popular no tiene coro. 

En las diferentes ramas del arte no encontramos un elemento en lo que en una canción llamamos «coro», no hay pintura o escultura que tenga un elemento repetitivo, podríamos entonces descifrar que los coros son deseos profundos, es casi una manera de confirmar que la repetición es la razón de ser de la música.

Melódicamente, el coro es la parte pegajosa y repetitiva de una canción con la que cantas con más intensidad. Líricamente, el trabajo del coro es resumir la idea y la emoción de la canción de una manera general y recalcar su título. 

Idealmente, la letra del coro está construida de manera que suene natural que se repita después de cada verso (y el puente, si la canción incluye un puente). El coro debe ser fácil de recordar y no es el lugar para introducir información nueva y detallada; esto déjaselo a las estrofas o versos.

Líricamente, el coro es típicamente de cuatro u ocho líneas de extensión, lo que a menudo se traduce en ocho, doce o dieciséis compases musicales. 

Sin embargo, como todo lo demás en la composición, esto no es una ciencia exácta ni tampoco una norma o regla que sí o sí hay que obedecer. 

Como lo hemos visto hay canciones que inclusive no usan coros.

Lo más importante es que el coro tiene la misma melodía y casi siempre tiene la misma letra cada vez que se repite. Tener todos los coros dentro de una canción iguales, tanto lírica como melódicamente, ayuda a sus oyentes a recordar el coro y cantar. 

Sin embargo, si sientes que cambiar las letras de los coros y haces implementaciones (líricas) va a mejorar tu canción, entonces toma esa decisión creativa con la conciencia de que rara vez se hace, lo he escuchado en pocos Maestros como Sabina o Serrat. 

Ten en cuenta que además de tener letras diferentes para cada coro, cada pre-coro también tendría que tener una letra diferente.

Otro factor es que en la mayoría de canciones el «título de la canción» lo encontrarás en el coro, obviamente hay grandes excepciones, como «Iris» de Goo goo Dolls, a diferencia de «thousand miles» de Vanessa Carlton, que tiene un excelente pre coro que nos lleva al coro conteniendo el título. 

Puente o Bridge

El puente es una sección que proporciona alivio de la naturaleza repetitiva de muchas canciones. No solo tiene letras diferentes del verso y el coro, sino que la melodía también cambia. 

Por lo general, comenzará en un un «grado» diferente, o simplemente en diferentes acordes al coro o la estrofa.

En la música moderna, el puente sirve como una salida, o una liberación del resto de la canción. Por lo general, consta de dos o cuatro líneas de letra y cuatro u ocho compases musicales. Ocasionalmente, el puente puede ser instrumental, pero este no es el caso a menudo. También hay casos de canciones exitosas que repiten un pre-estribillo entre el segundo y el tercer estribillo, esencialmente usándolo en lugar de un puente. 

El trabajo del puente es agregar contraste, una nueva perspectiva o información adicional; llevar la canción al siguiente nivel; y llevar al oyente de vuelta al estribillo y al título desde un nuevo y mejorado ángulo. 

Si eso no es un desafío suficiente, the bridge necesita lograr todo esto mientras logra sonar consistente con el resto de la canción. 

Cuando se utiliza una estructura que incluye versos y coros, el puente ocurre típicamente en un solo lugar, entre el segundo y el tercer coros (Verso—Coro – Verso – Coro – Puente – Coro). 

Cuando se usa la forma de canción» A – A – B – A » que veremos más adelante, el puente estará entre el segundo y el tercer verso (Verso – Verso-Puente-Verso). 

Yo siempre insisto que las mejores clases de composicioón musical están en los discos que nos gustan. Invierte sabiamente tu tiempo al escuchar canciones, desgranando sus partes y comprendiendo el por qué de sus matices, cambios melódicos, rítmicos y modulaciones armónicas.

Cada canción que escuchas es una oportunidad para aprender cómo los músicos usan estos diferentes componentes para contar sus historias y llevarnos de un punto a otro, como lo hacen los grandes autores en los libros.

En el Rock y Heavy Metal ,el puente suele aparecer en forma de «solo», el cual se coloca después del segundo verso y muchas veces, para no alargar tanto la canción, remplazará a la tercera estrofa, aunque hay canciones que tienen además de solo, una parte cantada como bridge o puente.

El coro después del puente musical es usualmente concluye la canción, que en muchos casos de los últimos años, suele repertirse varias veces.

Uno de mis puentes favoritos es de la canción «Alone again, naturally» que dice:

It seems to me that
There are more hearts broken in the world
That can’t be mended
Left unattended
What do we do?
What do we do?

Alone Again (naturally) O Sullivan Raymond / O Sullivan Gilbert

En algunas canciones, la introducción de un Feat (un cantante invitado) puede hacer algo totalmente diferente, como ejemplo, un rap. Hay muchas canciones pop que tienen un rapero o rapera invitada que hace esta parte.

La mejor forma de conocer la estructura de una canción es analizando tu top 100, escríbiendo en un cuaderno su forma y empezar a escribir las tuyas con las formas que más te resuenen.

El título no necesariamente aparecerá en el puente, aunque hay muchas excepciones exitosas a esto. 

Las herramientas que pueden ayudar a diferenciar tu puente lírico del resto de la canción incluyen: 

  • Revelar un elemento relevante o revelador a la historia, una recompensa, que funcione como un adhesivo a las demás partes.
  • Alternar el marco de tiempo (es decir, mirar hacia atrás en el pasado, si el resto de la canción está en tiempo presente, o viceversa; o imaginar lo que el futuro podría deparar).
  • Cambiar de imágenes específicas y objetivas a declaraciones subjetivas, generales o filosóficas (o a la inversa).
  • Revelar una sorpresa o un giro inesperado.

Musicalmente, los puentes efectivos pueden agregar un elemento de contraste al:

  • Introducir uno o más acordes que no se han utilizado previamente en la canción. 
  • Empleando una melodía y un ritmo que son diferentes de los que se escuchan en otras secciones de la canción. 
  • Usar notas que sean más altas o más bajas que las utilizadas en las otras secciones.

Outro o Cierre

Algunas canciones tienen un «outro», cierre o final. 

Y es que llega un punto donde el autor necesita hacer una conclusión, sin terminar típicamente en un coro repetido. Para comprenderlo mejor, los outros se aplican bien cuando las canciones necesitan algo «extra».

Una icónica canción con un genial Outro es «hey Jude» de The Beatles.
Algunos dicen que esa parte extensa, que muchos le llaman erróneamente el «coro». realmente es el Outro y por cierto, es demasiado buena esa parte, tanto que podríamos escucharla eternamente.

Sin dudas, la forma más común de cerrar una canción es la repetición del coro, algunas veces con cortes en algun acorde que no sea el tónico y otras en forma de disminución o «fade out». 

También podrías utilizar la intro como outro, siempre y cuando tenga sentido hacerlo.

La Estructura de una canción exitosa

Si analizamos las 100 canciones más importantes de tu playlist, seguramente notarás que todas tienen una especie de estructura, de hecho si analizamos las más recientes tienen estructuras similares, esto es porque los oyentes necesitan sentir el orden y sintonizar con la energía de las diferentes partes de la canción.

A final de cuentas, la música es vibración y energía. Las canciones nos transmiten y provocan emociones y son capaces de retroceder el tiempo. Todo esto gracias a la estructura.

Una canción buena siempre nos sorprende, pero también nos crea tensión y libera esa tensión. Podemos visualizarlo como “energía” que se va acumulando y se libera en los puntos de climax para darnos esa sensación placentera al escuchar nuestra parte favorita de nuestra canción favorita.

Por lo tanto, cuando piensas en las estructuras de las canciones, considera pensar como Tesla: En Términos de Energía y vibraciones.

Puedes pensar en el buen rol de los grandes DJs, cómo ellos llevan las fiestas y conducen a los espectadores a una experiencia con base en ritmos, melodías y armonías envolventes. Un buen DJ podrá manejar las emociones de los espectadores por medio de la tonalidad, bpm y los ritmos que toque.

El nivel de energía no puede ser el mismo todo el tiempo, ya que esto aburriría al oyente a un paso muy rápido. En la mayoría de los casos, tus coros serán las secciones con más energía o intensidad, con la mayor parte en el coro final o el clímax de la canción.

Considera también que el factor sorpresa, que le quita lo predecible a las canciones no está en el orden de sus partes (necesariamente), sino que puede ser algún elemento armónico diferente, algo que rompa con los estereotipos y que te rompa la cabeza.

Recuerdo la primera vez que escuché «Creep» de Radio Head, esa distorsión antes del coro, me convirtió en un fan automáticamente de esa enigmática banda inglesa, algo totalmente inesperado para un preparar un coro.

Una buena estructura de canciones permite al oyente emprender una experiencia, donde se debe ser oportuno en cada compás. Se trata de sentir y tomar decisiones a partir de nuestras emociones, por lo que usarás los oídos, el ritmo, el gusto armónico y el discernimiento melódico para tomar decisiones sobre la estructura de tus canciones:

Las formas típicas que encontramos en las canciones modernas:

🅰️ 🅰️ 🅱️ 
🅰️ 🅰️ 🅰️
🅰️ 🅰️ 🅱️ 🅰️
🅰️
 🅱️ 🅰️ 🅱️
🅰️
 🅰️ 🌉 🅰️
🅰️ 🅱️ 🅰️ 🅱️
 🌉 🅱️
🅰️ 🅱️ 🅰️ 🅱️
 🌉 🅰️ 🅱️ 
🅰️ 🅱️ 🅰️ 🅱️ 🌉 🅰️ 🅱️🌉 🅰️ 🅱️

🅰️ = Estrofa
🅱️ = Coro
🌉 = Puente

Conclusiones

Toda buena canción tiene estructura, es difícil que alguien sienta y entienda tus canciones si no tiene una estructura definida.

La buena noticia es que puedes experimentar y ¿Quién sabe? puedas ser el compositor que rompa reglas. Lo importante de aprender un poco de todo en el arte de hacer canciones es que a partir del conocimiento viene la experimentación.

La intención de este artículo es inspirarte a hacer más y mejores canciones, pero como siempre decimos, el arte es subjetivo y solamente tú sabrás qué es lo mejor para tu arte. Nuestra guía podría servir para saber lo que típicamente conforma la estructura y partes de una canción exitosa, pero quizás tú quieres irte por otra ruta más creativa y si encuentras ese «oro» que todos buscamos en las canciones, tendrás un hit en tus manos.

De cualquier manera, es bueno practicar y hacer muchas canciones para aprender de nuestros aciertos y errores, el arte de hacer canciones es 90% transpiración y 10% inspiración, es decir, mucho más trabajo que solo esperar que la musa de la inspiración nos visite.

Para crear el tipo de canciones que los oyentes esperan escuchar en la radio convencional (pop, rock, música latina, reggae, ska, urbana y baladas), querrás unir versos, pre-coros, coros y puentes de maneras específicas. Pero ten en cuenta que es posible que estas estructuras no se apliquen a la música dance, folk, heavy metal, rock alternativo, Hiphop, blues, trap o rap.

Siempre he creído que la música es agradecida y que mientras más indaguemos en ella, más se deja conocer y mejores canciones nos revelará. Al final los compositores hacemos canciones por el gran amor que le tenemos a la música y encontramos en ella libertad y expresión de las más puras emociones, por eso, conocer las partes de una canción nos ayudan a poner ciertas bases y a poder iniciarnos, pero el camino lo dicta la canción en sí.