Los 7 Instrumentos Musicales Más Fáciles de Aprender (niños y adultos)

Se dice que para escribir canciones necesitas aprender algún instrumento para poder generar alguna melodía, armonía y/o ritmo de base para acompañar o hacer tus melodías originales.

Por esa razón, a muchos les surge la duda de ¿Qué instrumentos son más fáciles de aprender? 

Sea por la razón que sea (tiempo, presupuesto o curiosidad) hoy te traigo mis top 7 instrumentos más sencillos de empezar a tocar, con base en la experiencia de varios amigos músicos profesionales y también con base en mi propia experiencia.

Para ser honesto, esto no es tan fácil de definir, primero por que cada caso y cada persona es diferente y tú mismo o misma tendrás mejores capacidades de aprender ciertas habilidades que otras personas.

Podríamos comenzar por clasificar entonces a los alumnos, antes que los instrumentos para brindarles una guía más precisa sobre los instrumentos más fáciles y rápidos de aprender.

  • Edad
  • Cuánto tiempo tienes disponible para practicar (diariamente o semanalmente)
  • Tu habilidad y disposición para aprender algo nuevo

Con esas tres respuestas podemos comenzar a revisar los instrumentos, para ser prácticos y objetivos, podríamos clasificar a los alumnos en dos grupos: Adultos (+18) y adolescentes o niños (8-17).

Instrumentos Musicales Fáciles de Aprender para Adultos

La ventaja de ser adulto es que tenemos la capacidad de organizarnos mejor y de tener el control en ciertos aspectos económicos, pero antes de comprar un instrumento nuevo o usado, será mejor considerar ciertos aspectos.

Lo primero que debes considerar es tus gustos musicales. Tienes que pensar en la música que disfrutas escuchar. Por ejemplo, si te gusta el hiphop o el blues comprar un violín probablemente no cumpla con tus cometidos ni con tus gustos. Pero tampoco te motivará a comenzar ni avanzar.

Necesitas sentirte motivado y tocar la música que disfrutas hará el trabajo más fácil. 

Yo mismo cometí el error cuando era niño de empezar con clases de guitarra clásica cuando lo que quería era tocar blues en guitarra eléctrica, me aburría tremendamente. Sin embargo, ahora lo agradezco porque me dio una base sólida.

En segundo lugar, ¿estás dispuesto a aprender a leer música? Para escribir canciones no necesitas aprender a escribir o leer, pero para comunicarte con otros músicos y trasladar tus ideas o aprender a interpretar ideas de otros será conveniente aprender. 

Puedes aprender a tocar algunos instrumentos, como el bajo, la guitarra y la batería sin tener que aprender a leer partituras, pero no podrás avanzar si no conocer lo básico de las notas musicales y de la teoría musical.

Por otro lado, aprender instrumentos como el piano te ayudará a comprender mejor la música de una forma visual y aprender a leer y a escribir música te hará más fácil el trabajo, al igual que con instrumentos como la flauta o cualquier instrumento de cuerda como el violín o cello. 

En tercer lugar, considera tus objetivos. No importando cuál es tu sueño en la música debes respetarlo y entregar tu tiempo y energía a ese objetivo final. 

Si quieres estar en una banda, iniciar un proyecto en tu iglesia, con tus amigos, sucede que los bateristas y bajistas siempre son más escasos y por eso, son muy solicitados. 

Mientras que si vas a tocar por ti mismo, una guitarra acústica, electroacústica, ukelele o una armónica se adaptarán más a tu situación.

Pero por ejemplo, si quieres llegar a ser un DJ y quieres aprender a mezclar tus propios beats y hacer mezclas en vivo, aprender teclado o controladores MIDI podría ser instrumentos secundarios para comenzar a producir tu propia música, mientras que aprender a realizar scratch o mezclar como solía hacerse en los inicios de la música dance y hip hop, la tornamesa es tu opción a elegir.

Una última sugerencia antes de ver el listado. Todos estos instrumentos requieren paciencia, pero sobre todo, requieren que te enamores de él, así que te sugiero que vayas a una tienda de instrumentos y pruebes cada uno de ellos, increíblemente esta experiencia puede cambiar tu percepción desde un inicio. Vamos a la lista:

1. Guitarra

El instrumento favorito de muchos, la guitarra puede ser acústica (para los que prefieren ese sonido dulce de las cuerdas de nylon o el sonido envolvente de las cuerdas de metal) o eléctricas, con las que podemos hacer muchísimo más.

Muchos prefieren comenzar por la guitarra acústica, tiene una razón de peso. Primero es el costo es más bajo, no requiere amplificación y además podemos pasar a la eléctrica muy fácil. 

Aprender guitarra acústica o electroacústica nos dará una herramienta ideal para hacer canciones. 

Al menos es el instrumento ideal para muchos grandes compositores como LennonMcCartney, Ed Sheeran, el cubano Silvio Rodriguez o el gran Paco de Lucía, el mejor guitarrista flamenco de la historia. 

Por alguna razón las personas en general sienten que es una especia de insignia de honor haber aprendido un poco la guitarra en su juventud, por eso vemos en la cultura general hispanoamericana este instrumento tan presente en hogares de todos los países. 

Sin embargo, la mayoría no pasan de las primeros acordes sin cejillas y por esta razón, encontrarás que hay literalmente miles de guitarras a la venta en los marketplaces, o bien, encontrarás en el cajón o clóset de algún pariente o amigo cercano una guitarra acústica para que comiences.

Los acordes de guitarra para principiantes, y especialmente los acordes de barra o con cejilla, tienden a requerir más destreza en los dedos, pero no es algo que no se supere, es casi como montar bicicleta, al principio es incómodo y nos solemos caer y luego vamos tomando confianza.

Sin embargo, una vez que hayas memorizado unos 5 acordes, hay un montón de canciones fáciles de aprender, esto te animará a buscar cada vez más acordes y practicar los cambios a tiempo.

Si desea ir más allá, puede trabajar en cosas más avanzadas, como técnicas arpegeo, teoría musical y notas en general (como escalas y modos) para ayudarte a comenzar a improvisar y hacer tus propios solos. La gran ventaja es que encontrarás docenas de tutoriales en línea y nosotros aquí en ESCRIBIRCANCIONES, te brindaremos tips y tutoriales para que apliques la guitarra a tus primeros ejercicios creativos de composición. 

¿Cuánto tiempo debo invertir para aprender a tocar guitarra?

Vale la pena invertirle al menos unas 10-12 horas semanales, procurar estar sentado en una silla con la altura ideal (un banquillo acolchonado sería ideal) y tener un lugar en casa donde no te distraigan. Si llegas a tener esa disciplina inicial, puedes empezar a escuchar grandes resultados en unas 3 semanas.

2. Bajo

¿Qué tal el bajo para comenzar? Bueno, mucha gente prueba el bajo con la esperanza de que sea más fácil que la guitarra. En cierto modo, esto es cierto: solo hay cuatro cuerdas. Sin embargo, las cuerdas en un bajo son mucho más gruesas, y los trastes (esas líneas verticales en el mango) están más separados.

El bajo se adapta a ciertas personas, ya sea porque disfrutan del sonido de las notas bajas, o la longitud del cuello (que se adapta a algunos cuerpos enmarcados más grandes y dedos más gruesos). Sabrás si el bajo es adecuado para ti tan pronto como tomes y pruebes uno.

A todos nos encantan esas canciones que tienen groove y que nos provocan movernos, pero solo algunas personas se han percatado de lo importante que es el bajo en cualquier canción. 

Desde Rock hasta Funk, música latina, Reggae y música pop, el bajo le da esa sensación rítmica que le da la vida a la canción.

Si intentamos diferenciarla de otras guitarras, tiene un mástil relativamente largo, tienen únicamente 4 cuerdas (aunque hay muchísimos bajos de 5 o 6 cuerdas) y sus frecuencias son bajas y cálidas.

Existen bajos eléctricos, electroacústicos, bajos tipo baby bass, contrabajos etc. Para un adulto que le interese este hermoso instrumento, lo mejor será comenzar con un bajo eléctrico de 4 cuerdas.

Otra inversión que habrá que considerar será un amplificador especial para bajo, que a diferencia de los amplificadores de guitarra, tienen una bocina mucho más grande para emitir esas frecuencias bajas que a todos nos encantan. 

Algo muy curioso es que la personalidad de los bajistas (sin generalizar) suele ser introvertida y reservada, analíticos y con habilidades numéricas especiales, así que si tienes algo de esto, podrías considerar el bajo como tu instrumento para aprender.

¿Cuánto tiempo debo invertir para aprender a tocar Bajo?

Aprender a tocar bajo podría ser relativamente más rápido que tocar guitarra, el truco con el bajo es que debes tener un tiempo muy preciso y esto suele ser más lento de aprender, pero te aseguro que por cada 5 guitarristas allá afuera buscando una oportunidad en una banda, habrá un bajista que seguro es compartido por al menos dos bandas.

Es muy conveniente aprender a tocar bajo, sobre todo porque inclusive la música urbana necesita buenos bajistas, obvio algunos bajos son sintetizados, pero las mejores canciones urbanas tienen bajo real, no digamos el pop, rock o cualquier ritmo latino.

3. Ukelele

El ukelele o ukulele es un instrumento de cuatro cuerdas que normalmente se rasguea con los dedos en un estilo vivo y simple. Un sorprendente número de canciones se pueden tocar en este instrumento también, y el ukelele es en cierta forma, uno de los más fáciles de aprender.

En los últimos años, ha experimentado un aumento masivo de popularidad. ¿Por qué? Porque aprender a tocar este instrumento es muy divertido. También es muy social y encontrarás miles de tutoriales en YouTube y cientos de canales muy populares en tiktok.

A veces te encuentras con grandes grupos de aficionados de ukelele en foros en las Redes sociales, o inclusive en Pinterest o Instagram, encontrarás muchos aficionados dispuestos a enseñarte lo básico con sus contenidos.

Tampoco necesitas aprender un montón de acordes. Algunas de las mejores canciones de ukelele se tocan con solo dos o tres acordes simples.

En cuanto a los tipos, hay cuatro: Los soprano, el concierto, el tenor y el barítono, cada uno con sus propias características. 

Los Ukelele soprano son los que ves con más frecuencia y tienden a ser los más populares (a menudo porque es la opción más económica).

Conseguirte un profesor de ukelele, o recibir lecciones de un amigo que ya toca, es la mejor manera de acelerar tu aprendizaje. 

Muchos profesores de guitarra también lo enseñan.

¿Cuánto tiempo necesito para aprender a tocar ukelele?

En verdad puedes aprender a tocar tus primeros acordes en ukulele en un día, ¿Por qué? porque las posiciones de los acordes son muy sencillas y no necesitas de demasiado esfuerzo ni necesitas tener mucha práctica (como en la guitarra) para alcanzarlo.

Tu primer canción de unos 5 acordes, podrías considerar aprenderla en las primeras dos o tres semanas, si es que estas dispuesto a practicar una hora diaria por lo menos. 

Una vez que tengas tu ukulele para poder practicar, puedes empezar con ejercicios básicos de digitación de notas, es decir, ejercicios para que cuando toques cada nota se escuche bien y no un sonido obstruido. 

La digitación te servirá para que cuando toques tu ukelele te veas y escuches lo más natural posible, también te ayuda para agilizar y abrir mejor tus dedos y manos. 

Luego puedes aprender a tocar los acordes mayores, después los menores y posteriormente puedes empezar a practicar rasgueos, figuras rítmicas, después podrás meterte más y más en el instrumento e investigar los acordes sostenidos, bemoles, disminuidos, etcétera…

4. Batería

La Batería y los instrumentos de percusión en general , como el Cajón Peruano, bongoes, congas, shaker, wiro y pandereta, son instrumentos divertidos para tocar, pero pueden llegar a ser un poco frustrantes para quien empieza.

El hecho de que necesites desarrollar ‘independencia’ en tus extremidades puede hacer que muchas personas con gran aptitud pierdan la paciencia, pero al menos tendrás la catarsis física del toque en las percusiones para sacar la frustración inicial.

Para comenzar, debes saber que no es un instrumento silencioso. La mayoría de personas utilizan su garage o una habitación adaptada acústicamente para ensayar y no ganarte de enemigos a tus vecinos o hacer un escándalo en casa. 

Pero también existen opciones electrónicas que aunque no son lo mismo, te darán la libertad de empezar a aprender a tocar la batería. 

Aunque honestamente, nosotros recomendaríamos comenzar con una batería real, no sólo porque la dinámica es totalmente diferente a las eléctricas, sino porque te dará el sentimiento correcto a la hora de interpretarla en casa. 

Una vez que empiezas con tu ritmo o patrón de rock elemental , puedes tocar casi todas las canciones de rock. No tienes que saber qué significa esto aquí abajo, pero te aseguro que cuando lo escuches en la batería te darás cuenta que ya sabías qué era.

Después de tener eso, puedes progresar a ritmos más complejos, luego podrás a incorporar «fills» y luego sentirás que puedes hacer mucho más. Tu Maestro o tutor de batería sabrá cómo comenzar mejor contigo. 

Una de las recomendaciones es que siempre te dejes guiar por un metrónomo, pero esta recomendación aplica para todo instrumento. Por el momento, creo que esta introducción a este magnífico instrumento te dio una mejor idea. 

Recuerda, hay todo tipo de percusiones. No debes limitarte al listado que incluimos, sobre todo cuando en Latinoamérica tenemos tanto tipo de percusión interesante, desde los Djembe, congas, cajones, wiros, etc.

5. Armónica

La armónica no sólo sirve para tocar geniales blues y música folk americana. Puedes usarla para aprender a tocar piezas latinas incluyendo el tango. Además es de los instrumentos más vendidos, económicos y sumamente fáciles de conseguir.

Bob Dylan, Maná, Charlie García e incluso David Bowie grabaron grandes piezas con una armónica,  Pero, ¿Qué tan fácil es de aprender?

Bueno, en realidad, sí, más o menos. La armónica portátil se toca tanto soplando como dibujando en la respiración, y las notas van en un orden lógico: de Do a Re, Mi, Fa, Sol, etc. Ver artículo de notas musicales.

Las armónicas producen 2 tonalidades diferentes, una al soplar y otra al aspirar a través de ella. Por eso los sonidos según exhales o inhales serán notas diatónicas o notas cruzadas. Esta técnica es fácil de dominar y por esa razón vemos Maestros de la armónica tocar este instrumento mientras tocan la guitarra. 

Seguir las notas y encontrarás se vuelve muy natural y aprenderás rápidamente a hacer melodías a través de la armónica. 

Sin embargo, como con todos los instrumentos musicales, desarrollar una técnica superior y un nivel de maestría musical requerirá tiempo, esfuerzo y compromiso.

La armónica es fácil de transportar, podremos tocar en cualquier reunión y sorprender a nuestros amigos con nuestra destreza en poco tiempo. Además como compositores nos ayudará enormemente tener la facilidad de interpretar notas rápidamente o bien, sacar covers será una tarea sumamente fácil. 

Existen dos tipos de armónicas en el mercado: 

la Armónica diatónica

(conocida como la armónica de blues) que cuenta con diez celdas y dos placas o juegos de lengüetas. Estará afinada en una escala o destinada a ser tocada en una única tonalidad a la vez (por lo que por esa razón cantantes como John Popper de la banda Blues Traveler (genial por cierto), llevar consigo docenas de armónicas.

Si vas a escoger una de estas comienza en una armónica que sea de tonalidad G (Sol Mayor) o bien C (Do Mayor).

La Armónica Cromática

En esta armónica podremos ejecutar las doce notas competas (con ciertas alteraciones) en diferentes octavas y con la ayuda de una palanca lateral, vamos a bloquear o desbloquear las celdas, así que no necesitaremos aspirar o soplar para cambiar. 

Se podría decir entonces que la armónica cromática es como tener dos armónicas diatónicas juntas, pero en diferente afinación.

Yo comencé con una cromática y se me hizo más fácil empezar por ahí ya que tuve que aprender un poco de música y teoría musical para poder utilizarla correctamente.

6. Piano (o controlador MIDI)

Un piano de cola o vertical es una inversión importante. Pero comprar un controlador MIDI ahora (pianos electrónicos que no incluyen librería de sonidos pero puedes conectarlo a tu iPad o Laptop) tiene muchas ventajas. 

Al principio, mis amigos insistían que se debe comenzar a estudiar piano para comprender cómo funciona la música en general. Esta es una verdad a medias ya que con cualquier instrumento o inclusive sólo con la voz se puede. 

El Piano es un instrumento universal, fácil de aprender y con una curva de aprendizaje relativamente baja con recompensas realmente fáciles de conseguir.

Pero aprender a tocar el piano como adulto también puede ser intimidante. Muchas personas se limitan a sí mismas porque piensan que son demasiado mayores o que es demasiado tarde para comenzar algo nuevo. 

La buena noticia es que nunca es tarde para empezar. Si tu tienes el deseo de aprender a tocar el piano, aquí hay cuatro consejos para ayudarte a comenzar hoy mismo:

Encontrar un profesor calificado

Hay muchos tutoriales en línea para ayudarte a aprender a ti mismo, pero siempre es bueno tener un profesor presencial. Reunirse regularmente con un maestro puede ayudarte a alcanzar tus metas y a que te corrijan si estás haciendo las cosas equivocadamente. 

Es una buena idea tener un sistema de apoyo de personas que te animen a medida que aprendes una nueva habilidad.

Establece objetivos en el piano

Establece rápidamente lo que quieres lograr como pianista. 

¿Quieres actuar para un evento especial, tocar para tu propio disfrute o aprender una canción favorita o quizás tocar en tu iglesia o formar una banda? ¿Quieres aprender a escribir canciones en piano?

Ten un objetivo claro en mente de por qué quieres aprender a tocar el piano. Te ayudará a mantenerte enfocado y motivado, además de darte algo por lo que luchar día a día.

Aprende lo básico y practícalo

Es importante comenzar con lo básico y practicarlo mucho para tener esa recompensa inicial. Si aún no sabes leer música o los fundamentos de tocar el piano, tómate el tiempo para aprender notas, ritmo, escalas, postura adecuada y otras habilidades básicas. 

No aprender hábitos correctos y buenas prácticas de tocar el piano ahora te detendrá más adelante.

Disfruta el proceso y diviértete con el piano

Disfruta aprendiendo y haciendo algo nuevo. Tener entusiasmo por el aprendizaje es más importante que tener talento. 

Puede que no seas concertista de piano ni vayas a tocar en el Carnegie Hall, pero si te diviertes tocando y disfrutas aprendiendo nuevas canciones, eso hará que tu esfuerzo valga la pena.

Sobre todo comienza hoy. La inversión de un piano digital puede ser relativamente económica (comparada con un piano real) pero si está en tus posibilidades, tener un piano o un órgano en casa será un lujo y un detalle hermoso.

7. Controladores para DJ

No importando la edad, aprender a mezclar siempre es una buena idea. Muchos que fuimos fanáticos de la música electrónica alguna vez en nuestra vida se nos cruzó por la mente aprender a utilizar esos controladores digitales o antes consolas para DJs.

Una ventaja que cuentan los alumnos adultos es un extenso catálogo de recuerdos musicales, desde su primera fiesta rave hasta la canción especial que se toca en su boda.

Para comenzar necesitas equipo básico. Si cuentas con una laptop relativamente potente o un iPad reciente será más fácil.

Idealmnete necesitas un tutor personal o puedes acceder a cualquiera de las escuelas en línea que seguramente encontrarás varias con una simple búsqueda.

Si vas a por un tutor o un maestro, busca a alguien que entienda cómo aprendes, que se preocupe por tu proceso de aprendizaje en sí, que tenga un buen ojo para lo que estás haciendo mal y que pueda decirte de manera constructiva cómo practicar y mejorar.

Si puedes hacer una pequeña mezcla todos los días, casi cualquiera puede progresar. Esta noción puede ser un arma de doble filo para los estudiantes adultos: Por un lado, no hay nadie que te diga cuándo practicar, pero por el otro, no hay nadie que te obligue a practicar.

No te preocupes por ser un DJ Tiesto de la noche a la mañana, es tentador querer avanzar rapido porque como adultos queremos ver resultados rápidamente. 

Consideraciones finales para adultos que quieran un instrumento rápido de aprender:

Debemos evitar querer tocar un repertorio complejo, a menos que ya hayas tocado algún instrumento previamente, esto no te conviene. 

Aprender cualquier instrumento nuevo siendo ya adulto a veces es andar sobre la cuerda floja, pero también es toda una experiencia para el profesor, sobre todo si el profesor es más joven que el alumno.

También recuerda que no es lo mismo aprender por hobby, que por profesión. De cualquier forma, libérate de tus estigmas, y atrévete a probar uno o dos instrumentos en cada viaje al centro comercial, dónde encuentres una tienda de instrumentos musicales y consulta con el staff, casi siempre encontraremos músicos dispuestos a ayudarte a encontrar un mejor camino.

Instrumentos Musicales fáciles de aprender para niños

Hemos visto algunos de los instrumentos más simples para adultos, pero antes de pensar en comprarle un instrumento a tu hijo considera estos puntos previamente. 

Sabrás que los niños tienden a tener períodos de atención más cortos, sus dedos y manos son más pequeñas y son un poco menos hábiles, dependiendo de su edad, y de cada chico, por supuesto.

¿Cuál es la edad mínima para aprender un instrumento?

Para la mayoría de niños la edad ideal para comenzar está entre los 7 y 8 años. Pero realmente la edad ideal para empezar, en el mundo de la música en general, depende de su capacidad de concentración y disposición a aprender esta disciplina. 

Realmente existen muchas opiniones al respecto, pero cada caso dependerá del niño y de su capacidad de querer aprender música. 

Aspectos a considerar con los niños:

En primer lugar, lo peor que puede hacer es obligar a tu hijo a estudiar algo que no disfruta, lo espantará de la música de por vida. 

Para evitar esto, asegúrate de que tu hijo o hija esté sumamente emocionado o emocionada antes de comprar un instrumento caro o pagar por medio año de clases de música. 

Cuando los niños son pequeños, también es una buena idea animarlos a hacer sus propios instrumentos, también llamados Cotidiáfonos ¡incluso si solo se trata de tocar botes de pintura vacíos!

En segundo lugar, es posible que también desees considerar qué tipo de clases, escuelas o maestros están disponibles en tu área. 

Si vives en un pueblo pequeño, es posible que no haya un maestro de batería en kilómetros a la redonda, mientras que si tus hijos quieren aprender piano o guitarra, los expertos suelen estar más disponibles. Si vives en una ciudad, encontrar esta última no debería ser tan difícil.

Ahora existen muchas alternativas on-line que podemos aprovechar, pero no es muy recomendable para niños pequeños ya que ellos necesitan la atención personalizada presencial de un adulto para motivarle a hacer sonar bien su instrumento. 

Además, será difícil para un Maestro ver los pequeños dedos del alumno y saber si lo está haciendo bien. 

En tercer lugar, recuerda que algunos instrumentos son más escandalosos y pueden llegar a provocar problemas con los vecinos. 

Como ejemplo, recuerdo que solíamos ensayar en el jardín del guitarrista de mi primer banda, pero fuimos irritando a los vecinos muy rápidamente y nos conseguimos que nos rociaran agua con una manguera en nuestro ensayo final en esa locación. 

Pero entonces, ¿qué instrumentos recomendamos entonces? Aquí están nuestros siete mejores instrumentos para niños.

1. Piano o Teclado

El piano es posiblemente el instrumento musical más fácil de aprender para los niños y hay un montón de canciones fáciles de aprender y teclados que nos pueden dar una manita cuando comenzamos.

El piano o teclado también es una excelente manera de introducir a los niños a la música, principalmente gracias al diseño simple y lógico de las teclas, recordemos es un instrumento que al presionar la tecla ya suena, a diferencia de la guitarra o cualquier instrumento de viento o cuerda, desde el primer día ya te sonará a algo. 

En la guitarra, por ejemplo, los dedos duelen al principio hasta que se forman callos, en el piano no hay ningún ciclo incómodo. Algunos teclados incluso vienen con teclas iluminadas con led de colores para ayudar a enseñar a los niños acordes y escalas.

Todas las notas son fáciles de visualizar con sostenidos y bemoles en negro y todo lo demás en blanco.

Aprender a tocar el piano leyendo también significa que tu hijo aprenderá a leer las claves de bajo y de agudos, que es una habilidad que tienen los guitarristas, violinistas y flautistas, etc. a menudo se lo pierden.

En un nivel práctico, encontrar un profesor de piano o teclado no será difícil, es probable que las escuelas ofrezcan lecciones después de clase o durante su pausa para el almuerzo.

Los pianos no son baratos de adquirir, y ocupan una buena cantidad de espacio (por no mencionar el mantenimiento). Sin embargo, hay muchos teclados digitales (Controladores MIDI) económicos que funcionarán bien y que tendrán el beneficio de emitir una gran cantidad de sonidos diferentes.

2. Bongoes infantiles

Los insturmentos de percusión siempre son una buena idea con los niños. 

Aprender un instrumento de percusión puede ser una tarea muy gratificante para tu hijo. Muchos niños aprenden a comprender la música con instrumentos de percusión porque tienden a ser más sencillos de aprender, económicos y menos frágiles.

Mientras que algo como aprender el piano para un niño puede ser frustrante o difícil debido a la disciplina necesaria para formar acordes y quedarse quieto mientras se les enseña lo básico de las notas musicales, un instrumento de percusión como los bongos hará que los niños se muevan y saquen su energía a forma de catarsis.

Los bongos también se pueden ajustar al nivel de habilidad de cualquier niño. Ya sea que sean muy pequeños y solo experimenten hacer música por primera vez o un poco mayores y trabajen en la organización de ritmos, los bongos son perfectos para los niños.
Además, el instrumento percusión es ideal para el aprendizaje de la coordinación y el ritmo: estos son atributos clave para el desarrollo exitoso de los niños en una variedad de áreas, incluso más allá de la música. 

3. Controladores para DJ (Sí los niños pueden ser grandes Djs)

Antes de invertir dinero en un set de DJ para niños caro, comprueba si a tu hijo realmente le gusta la música electrónica, si esta es su preferencia este es el instrumento ideal. 

Para que comience su aventura como DJ necesitará al menos estas tres cosas:

  1. Un controlador de DJ es la solución más barata y la más adecuada para niños. Especialmente si estás buscando un controlador de DJ con un diseño fácil de aprender a usar y sin demasiadas funciones. Se utiliza esta solución todo en uno en combinación con el software para DJ y un ordenador portátil o un tablet.

2. Para funcionar con un controlador de DJ, necesitas un ordenador o tablet con software para DJ. Algunos controladores de DJ también funcionan con una iPad.

3. Auriculares para DJ. El reto de los DJs es que 2 canciones se encajen perfectamente entre sí. Quieres escuchar esta transición antes de jugar a través de los altavoces. Es por eso que los auriculares para DJ siempre tienen auriculares giratorios. Esto le permite a tu hijo escuchar la siguiente canción con 1 oído. 

Batería

A la mayoría de los niños les encantan los instrumentos persuasivos porque requiere movimiento físico. Hacer que los niños consuman toda esa energía de manera productiva es a menudo algo con lo que los padres luchan por lidiar, por lo que, de esa manera, los tambores, los platillos y las charolas son perfectas para tu pequeño.

Una batería de tamaño completo va a ser demasiado grande para los niños más pequeños; sin embargo, hay muchos kits de baterías infantiles que aún suenan bastante bien.

Aunque los tambores son bastante difíciles de entender en términos de habilidad y coordinación de extremidades, le permitirán a tu hijo aprender a comprender el ritmo y a desarrollar habilidades que le servirán para mucho más que la música.

Esto también es una ventaja si tus hijos alguna vez deciden usar otro instrumento más adelante en la vida. Recibir clases de batería significará que desarrollarán un oído fantástico para la sincronización, análisis del tiempo y la composición musical en general.

Además de esto, encontrar un baterista es un trabajo duro para la mayoría de las bandas, por lo que cuando estén listos para unirse a un grupo, serán muy cotizados.

Solo recuerda, las baterías son sets grandes, ocupan espacio y pueden ser caros, así como ruidosos. Siempre existe la opción de un kit eléctrico con conector para auriculares si no cuentas con una habitación que puedas aislar acústicamente y si tienes vecinos delicados o aprecias la paz y la tranquilidad en tu hogar.

Solo ten en cuenta que los maestros de batería pueden ser un poco más difíciles de encontrar que, por ejemplo, los expertos en guitarra o piano, así que asegúrate de saber que hay alguien disponible cerca antes de ir a comprar un kit completo de batería.

Si tu hijo es muy pequeño, ¿por qué no comenzar con una batería hecha por ustedes en casa? Puedes comenzar haciendo tus propios cotidiáfonos con la ayuda de elementos de la cotidianidad, aunque no lo creas, muchos bateristas famosos comenzaron por esa ruta.

Ukelele

Los ukeleles están de moda. Vemos por todo TikTok e Instagram historias de chicos y chicas tocando ukelele o ukulele y la verdad son instrumentos fáciles de tocar para dedos pequeños, a los niños les encantará aprender porque la curva de aprendizaje es muchísimo más corta que la guitarra ordinaria. 

Si es así, un ukelele es un punto ideal para que comiencen, antes de avanzar a la guitarra o el bajo, si es lo que ellos quieren. 

Los ukeleles tienen cuerdas de nailon suaves y agradables, por lo que a los niños generalmente les resulta fácil tocar las notas correctamente y obtener un tono agradable de una también. 

Sin embargo, los ukeleles no están diseñados para tocar piezas complicadas, son más aún para baladas, reggae, blues, country y canciones pop, así que asegúrate de que tu hijo no quiera hacer covers de música clásica antes de comprar uno.

Tener solo cuatro cuerdas también hace que el ukelele sea menos complejo en términos de teoría, en comparación con una guitarra. Una reducción en las cuerdas significa que las escalas y los acordes se simplifican, con notas menos confusas de novena y séptima que entran en la mezcla. 

Los ukeleles vienen en una variedad de tamaños, pero todos son relativamente pequeños, en comparación con una guitarra o un bajo, por lo que los niños más pequeños no se sentirán incómodos ni tendrán que estirarse mientras tocan.

Otra ventaja aquí es que los ukeleles son bastante baratos en comparación con los instrumentos de cuerda como los violines o sellos. 

Además de esto, son relativamente silenciosos y portátiles, por lo que no tendrá problemas para llevar uno a las clases. 

Con eso en mente, encontrar a alguien que le enseñe a tus hijos tampoco debería ser un problema.

Flauta 

Hay una razón por la que la flauta dulce es tan frecuente en las escuelas: es una forma fantástica de que los niños pequeños puedan aprender sobre el ritmo, el pensamiento creativo y la teoría musical. 

Pero, ¿por qué las escuelas usan este instrumento en particular para enseñar a los niños a tocar música? Rara vez aparece en bandas u orquestas contemporáneas, alcanzó su pico artístico hace unos 200 años con la música de la era barroca, y como muchos padres han experimentado, puede infligir una tortura chirriante a las familias cuando los estudiantes de primaria lo traen a casa por primera vez.

La flauta dulce se hizo famosa por el compositor alemán Carl Orff, que escribió mucha música especialmente diseñada para niños. Creía que la flauta soprano sería una gran herramienta de enseñanza y no se equivocaba.

Lo que hace que la flauta sea tan fácil es su simplicidad; no se necesitan cuerdas, cañas o arcos, todo lo que necesita hacer es soplar. 

El sonido en sí se puede manipular fácilmente con los dedos pequeños, colocando dígitos sobre los orificios. Por lo tanto, no es probable que sus hijos se sientan tan frustrados cuando intentan tocar una nota, en comparación con, por ejemplo, el violín o la guitarra.

Sin embargo, para captar completamente la grabadora, todavía se requiere mucha concentración, ya que la respiración en sí puede cambiar el tono general de la grabadora.

Las grabadoras también son pequeñas, lo que las hace del tamaño perfecto para los jóvenes (o para viajar) y son asequibles en comparación con algo como una batería.

Por lo tanto, tal vez valga la pena comprar uno, incluso si su hijo no está completamente seguro de que quiere entrar en la música, quién sabe, después de un poco de juego, es posible que desee comenzar a tomar clases. En ese sentido, las escuelas generalmente enseñan grabadora en clase, por lo que tampoco debería tener problemas para encontrar un maestro.

Violín 

El violín es el último en la lista porque, desafortunadamente, no es tan fácil para los niños captar la digitación y el tono correctos. Sin embargo, aprender a producir la entonación correcta en un violín mejorará significativamente el oído musical de su hijo.

Además de esto, el violín es una excelente manera para que los niños desarrollen destreza e independencia de los dedos, sin mencionar los conocimientos teóricos (el violín se toca en la clave de sol, por lo que después de un poco de práctica, su hijo también debería ser capaz de leer música).

Los violines son relativamente pequeños y livianos, por lo que los tipos de cuerpo más pequeños deben sentirse lo suficientemente cómodos para tocar uno y llevarlo a las clases.

Es importante asegurarse de que su hijo esté entusiasmado con la música clásica, ya que la mayoría de los profesores de violín tocarán y realizarán exámenes con este estilo musical.

Sin embargo, es bueno presentarle a su hijo la amplia gama de canciones de violín fáciles (como Gershwin’s Summertime) que puede tocar.

También vale la pena recordar que inicialmente, un violinista principiante sonará muy desafinado e incluso chillón, así que sea paciente cuando comience a practicar y asegúrese de que comience con un violín adecuado para principiantes.

Conclusiones

Ya sea para ti o para tu hijo, no hay una elección perfecta cuando se trata de elegir su primer instrumento; el mejor consejo es elegir el que más le guste a él o ella, el resto es pura determinación y paciencia.

Sin embargo, si tu hijo está lleno de energía y no puede quedarse quieto, seguramente le encantará golpear algunos tambores, mientras que si es bastante joven o pequeño, un ukelele o una flauta es una alternativa divertida pero barata que se sentirá cómodo tocando.

El teclado es complejo pero una vez tu hijo se encante con su facilidad de hacer canciones y de comprender la música en sus teclas, podría saltar a otro instrumento porque tendrá una base muy completa gracias a ese hermoso instrumento.